El tejido, Fallera Mayor de Gandia, por Compañía Valenciana de la seda.
El “Lampazo” (Llapassa) es el término utilizado por los tejedores italianos para referirse a los tejidos de mayor riqueza y calidad.

La adaptación de la casa Català de los “Lampazos” es portada a los estrechos de seda a fin de acercarse a los tejidos de espolín en cuanto a calidad se refiere. Se caracterizan sobre todo por el gran relevo que estos majestuosos tejidos llevan en las tramas, dándolos así un aspecto muy rico y con flores muy definidas.

En esta ocasión, se ha personalizado el “Lampazo” Fallera Mayor de Gandia con el color «PÚRPURA IMPERIAL» de fondo, un color con mucha carga histórica, puesto que se a utilizado, a lo largo de la historia, para vestir emperadores, a las monarquíes o el alto clero. Este color era muy costoso y difícil de conseguir, se extrae de los caracoles marinos, por eso solos los más poderosos podían permitírselo. En este caso, el color también nos hace pensar en la señera de la ciudad de Gandia.

El espectacular dibujo que es exclusivo de la FM de Gandia y la paleta de colores, se compone por dos centros, cada uno con su colorido de trama y arropados. Hay que mencionar el engamat de las cuatro parejas de colores, más el verde y el oro, queriendo sacar la máxima luz en los centros florales sobre el fondo más oscur.

En esta ocasión la confección del trage a estado a cargo del diseñador de moda Antonio Faus que ha confeccionado un modelo del s. XIX con cintas de satén al tono del fondo del traje.
Las manteletas sueño de cadeneta de oro sobre organdí de seda. Se un trabajo de la casa Viana.

Los zapatos sueño las típicas de salón correspondientes al trage de de el s. XIX. Con un lazo denominado de zapatero. Hechos a medida en la casa Solepiel.

Peinetas de Castelló & Castelló

Obra de los orfebres Castelló & Castelló de València, sueño unos peines cincelades a mano con el escudo de la ciudad y con un acabado en baño de oro, que año tras año regalan a las falleras mayores de la ciudad. Es un trabajo cien por cien artesanal.

El alçador (Cancán).
El alçador es el modelo “Valldigna”, hecho por la casa El hogar del hilo. Los volantes están confeccionados en tela de rejilla, tela que tiene un apresto especial, de gran durabilidad. Por encima de los volantes, puerta una capa doble de tul fruncido para darle la perfección al vuelo del regazo. Tiene la cinturilla “Confort”, con goma y gafets muy cómoda y fácil de abrocharlo todo, esto hace que tenga un vuelo elegante, ligero y duradero.

La saia, pololos y demés piezas interiores también sueño del hogar del hilo. Por primera vez se han combinado puntilles valenciennes con puntilles de color. Nunca habían utilizado colores en estos tipos de piezas y tanto la casa como nosotros estamos muy contentos del resultado.

El aderezo.
Las joyas que componen el aderezo sueño las que su madre le hizo cuando fue reina de la marra infantil en 2000. Sueño creación del joyero Vicente Gracia. Un conjunto de oro de 18 kilats con perlas naturales de diferente tamaño. El joyero ha retrabajado la joya para hacerla más grande y darle más presencia.
El modelo es lo conocido colgante de uva. Con hojas de acanto su herencia directa de la ruta de la seda. Simbolizaban la abundancia. El anillo y las agujas de los laterales sueño de la orfebrería de Arte Antiguo realizadas para completar el conjunto, también de oro de 18 kilats y perlas naturales.

Peinado.

El peinado corre a cargo de Peluquería Jesica Sabater, la cual ha realizado un peinado clásico de olas y bagues montadas en ocho.